Comparez les tarifs

Réservez votre séjour

Au meilleur prix en direct par notre site

Moteur de réservation

Réservez en direct au meilleur prix





powered by novaresa

EL ORIGEN DEL BARRIO

LAS DUNAS DE AÏCE ERROTA, «LA NUEVA CIUDAD COSTERA»

En 1880, bajo el impulso del municipio, San Juan de Luz se transformó en una ciudad costera. En este contexto, las dunas de Aïce Errota, donde se encontraba un molino de viento (en euskera Haize errota), se transformó en una urbanización. Estos terrenos baldíos iban a convertirse en la «nueva ciudad costera», prometió el promotor.
Y en 1884 se creó la urbanización más antigua de la Costa Vasca, la urbanización AÏCE ERROTA, con vistas al mar, al casco antiguo y a la montaña, con sus avenidas arboladas, su alcantarillado y su alumbrado público de gas.
Las primeras villas aparecieron en la década de 1890 y se intensificaron a principios del siglo XX.

LAS VILLAS

« Artzaïn-Chola » « Goëlands et Goélettes »

En 1906 se construyeron las 3 casas que actualmente forman el Hotel LES GOELANDS

  1. Las villas contiguas Aitze Eder («Beau Vent») y Toki Eder («Bel Endroit»), rápidamente rebautizadas como Goélands-Goélettes, encargadas por el Sr. Roger, abogado de Vendôme, y la Sra. Jullien, ambos domiciliados en Chartres. Los espacios de transición entre el interior y el exterior vinculan las dos villas a la arquitectura del complejo turístico: balcones y mirador de la villa Les Goélands, torre-mirador de Les Goélettes, frente al océano y los Pirineos.
  2. En el periodo de entreguerras, en pleno apogeo del regionalismo arquitectónico, las fachadas de las dos villas se convirtieron en neovascas mediante la adición de falsos entramados, inspirados en las viviendas vernáculas de la provincia de Labourd.

El Sr. BERGER hizo construir su chalet Artzain Chola («La cabaña del pastor»), cuyo nombre vasco juega con su patronímico, artzain que significa «pastor». Los tramos de madera inclinados de la fachada principal, poco frecuentes en las viviendas vascas, están tomados de los estilos neonormando y anglonormando.

LA SAGA BERNARD, 3 GENERACIONES DE HOTELEROS

DE LA PENSIÓN FAMILIAR AL HOTEL-VILLA LES GOELANDS

Mi abuela (Amatxi) Geneviève BERNARD

En 1935, Amatxi, originaria de Lorena, compró la villa Les Goélands y abrió una pensión como la que existía en Les Goélettes. Dos años más tarde, compró la villa Les Goélettes para ampliar la pensión

Durante la Segunda Guerra Mundial, la pensión fue requisada para alojar a soldados alemanes. Al mismo tiempo, el doctor DARRICAU alquiló la villa Artzaïn Chola para instalar la primera clínica en San Juan de Luz. El médico-resistente alojó a varios pacientes falsos (pilotos ingleses…) y transformó el garaje en un quirófano para tratar a los combatientes de la resistencia heridos por los alemanes.

Después de la guerra, durante la temporada turística, que dura seis meses al año, otras villas vecinas, sea Shell y Errota, se utilizaron como anexos a la pensión familiar de primera categoría, que se transformó en hotel**.

Sin saberlo, inventó el concepto de Airbnb alquilando habitaciones en las casas del barrio para realquilarlas a los turistas.

Mis padres Jean-Michel y Annie BERNARD

En 1962, mis padres ampliaron el hotel comprando la villa Artzain Chola. Se pidió al arquitecto Amédée ARAGON que transformara el chalet en un hotel.

Durante varios años Jean-Mi. y Annie gestionaron la pensión hotelera Hotel-Villa LES GOELANDS y sus anexos, pasando de ** a ***.

Recibirán temporada tras temporada a grandes familias de París y del norte. Sus hijos tendrán el placer de conocer a los hijos de los huéspedes cada verano. Recordaremos las barbacoas al aire libre organizadas en las laderas de la montaña de la Rhune y las competiciones de ping-pong.

Mi esposa Cathy y yo Pampi BERNARD

Nos hicimos cargo a finales de los 90. Hemos hecho evolucionar nuestro hotel y seguimos mejorándolo para que corresponda a las necesidades de los clientes del siglo XXI, sin desviarnos del ánimo que siempre ha hecho la reputación de «Les Goélands»: el encanto del ambiente de «pensión familiar» asociado al carácter tan particular de estas casas de vacaciones.

En esta lógica hemos sido precursores desde el año 2000, al desarrollar un enfoque ecológico. Somos uno de los 6 primeros hoteles CLEF VERTE de Francia y nos mantenemos fieles a esta etiqueta desde hace más de 15 años.

Y con ustedes la aventura continúa…